El Arte del Engaño


Estamos cerca de la fecha del evento mas importante de la ciudad de Mérida, Venezuela, denominada Feria Internacional del Sol, la cual es muy famosa sobre todo por sus corridas de toros, una práctica que desapruebo totalmente y que considero como el arte del engaño, ya que es una práctica absurda en la cual se maltrata un animal inocente para entretener a personas enfermas.  Me identifico con esta frase de La Asociación Vegana Española (AVE), “No hay nada tan patético como una multitud de espectadores inmóviles  presenciando con indiferencia ó entusiasmó el enfrentamiento desigual entre un noble toro y una cuadrilla de matones desequilibrados destrozando un animal inocente que no entiende la razón de su dolor! UN BAÑO DE SANGRE ANUAL…”.

Concuerdo con la  opinión del Presidente de AVE, las corridas de toros son un espectáculo bochornoso, que escenifica la falsa superioridad y la fascinación enfermiza con la sangre y la carne de la que se alimentan, contra toda lógica ética y dietética, quienes creen tener derecho divino a disponer a su antojo de la vida de otros seres sensibles, llegando incluso a justificar y trivializar la muerte del toro como arte y diversión; un comportamiento patológico  que nace de una incapacidad para afrontar el dolor de las víctimas y una morbosidad irrefrenable ante la posibilidad de ser testigo directo de la muerte, que sin embargo es evitable pero que incrementa el carácter macabro de la corrida…!

Las corridas de toros,  además carecer de sentido ético y apoyo social, fomentan el desprecio hacia los animales y la insolidaridad entre los ciudadanos, acostumbrados a permanecer impasibles ante el linchamiento de un ser vivo, ese animal considerado fuerte y peligroso y al que los terceros dicen enfrentarse en igualdad de condiciones, ya llega a la plaza desorientado y aturdido, pues ha sido sometido a un encierro en un lugar pequeño y a oscuras; este hermoso animal suele ser maltratado antes de salir a la plaza para que pierda parte de su fuerza: recorte de los cuernos, inducción de diarreas, golpes y cortadas.

Todas estas acciones se realizan para debilitar al toro aunque cuando sale a la plaza parecen estar llenos de vigor y fiereza e intenta saltar la barrera, esto es sólo porque se ve deslumbrado por la luz y desorientado por los gritos de las personas que han ido a presenciar su ejecución.

La Desigualdad

Los aficionados a las corridas de toros dicen que toro y torero se enfrentan en igualdad de condiciones, ya sabemos que esto es totalmente falso pues el toro ya es maltratado antes de salir al ruedo, pero una vez en la plaza, empieza la verdadera tortura con el fin de debilitarlo todavía más y que el Fulano “Maestro” no tenga demasiados problemas para realizar una faena “Brillante”.

En serio creen que el resultado de la lucha entre toro y torero sería lo mismo si el animal saliera al ruedo en plenitud de facultades, realmente el torero tendría el valor de enfrentarse a un toro que no hubiese sido previamente maltratado de una forma tan brutal…!

Y todo esto es considerado tradición y arte, los toreros son realmente súper hombres que se enfrentan a una bestia feroz en igualdad de condiciones, acaso es un arte abusar de la superioridad para acabar con la vida de un ser vivo para diversión de algunas personas, pero lo que realmente me preocupa es que todavía hay muchas personas que consideran arte y tradición causar ese grado de sufrimiento y cometer el asesinato de ese magnífico ser vivo, deberíamos analizarnos como sociedad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.